Monitoreo Ambiental

El proyecto de Monitoreo Ambiental Comunitario con Tecnologías Móviles de la Unión de Afectados y Afectadas  por las Operaciones Petroleras de Texaco (UDAPT), surge de la necesidad de las comunidades de vigilar los niveles de contaminación e impacto ambiental, así como de encontrar posibles soluciones a los problemas generados por el extractivismo.

Sosteniendo como objetivos:

  • Mantener una vigilancia constante sobre los impactos ambientales generados por Chevron-Texaco y otras empresas extractivistas.
  •  Obtener datos y generar evidencia desde las comunidades afectadas para fortalecer los procesos de defensa territorial mediante tecnologías apropiadas.
  •  Ejercer presión en las políticas del Estado y de las empresas mediante la denuncia de malas prácticas.

A través de la introducción de un paquete tecnológico que incluye drones, smartphones y aplicaciones, se busca mejorar el monitoreo comunitario ambiental con la visión de mitigar los impactos ambientales y aliviar los efectos negativos en las comunidades locales. Este sistema organizado de vigilancia incluye la preparación previa al monitoreo ambiental, la elección de zonas de monitoreo y la selección de instrumentos tecnológicos con sus respectivos formatos físicos y electrónicos para informes. Esto permite identificar a los actores de sucesos de contaminación en el suelo, agua y bosques. Según los indicadores, se genera un informe que identifica los daños y cambios ambientales como evidencia, con fotografías, videos y entrevistas a personas afectadas.

La primera fase del proyecto, en la que se realizó la formación de los monitores se llevó a cabo con el respaldo del Instituto de Geografía de la Universidad San Francisco de Quito y el apoyo económico de la ONG Hivos (mayo 2016 – mayo 2018). Se instruyeron seis equipos de monitores en las provincias de Sucumbíos y Orellana en áreas como el uso de drones, aplicaciones de monitoreo en smartphones, técnicas básicas para estudios de agua y aplicaciones como Forest Watcher.

 En la actualidad, se realizan monitoreos planificados y emergentes utilizando las herramientas y técnicas aprendidas en la fase de formación. Se monitorean territorios de comunidades indígenas y campesinas que experimentan deforestación con el apoyo de Amazon Watch.

  • Durante el tiempo de ejecución se logró capacitar a doce monitores de las nacionalidades Siekopaai-Secoyas, Siona, A´i Kofanes, Kichwas y colonos en los campos de las provincias de Sucumbíos y Orellana.
  • Más de 140 monitoreos y estudios de impacto fueron realizados anualmente.
  • Los informes técnicos sobre la contaminación ambiental, han respaldado demandas de las comunidades contra el Ministerio del Ambiente Agua y Transición Ecológica, PetroEcuador y la empresa privada

A futuro confiamos en generar un monitoreo activo, permanente y autónomo mediante la recolección organizada de evidencias sobre la contaminación ambiental en nuestras comunidades, buscando el reconocimiento oficial del monitoreo comunitario ambiental y de la labor que realizan los monitores comunitarios por parte de los organismos del Estado y ampliar el equipo de monitoreo mediante la capacitación a más participantes.

Ayúdanos a salvar la Amazonía

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtiene la mejor experiencia en nuestro sitio web.